Estas son dos breves narraciones de miembros de familias que se han beneficiado del programa Food por People (Alimento para la gente) en las instalaciones del norte de la India.

Sushila Kumari, estudiante del pueblo de Bajiatoli que acude a Food for People:

He estado acudiendo a comer al centro de Food for People durante los últimos 5 años. Desde entonces, mi vida se ha llenado de felicidad. Antes de que funcionara el centro, era muy difícil en mi casa conseguir comida para poder comer antes de ir a la escuela. A menudo me ponía enferma.

Ahora, hemos ganado todos en salud. La comida aquí es nutritiva y me está fortaleciendo. Incluso me gusta la norma de esperar en la fila y lavarme las manos antes de las comidas. También me gusta ver la TV antes y después de las comidas. Food for People nos provee de todo, incluyendo los baños, agua corriente, raciones de comida y un vaso de agua para beber.
Llego a las 8:00 de la mañana a las instalaciones y luego camino hasta mi colegio en la población de Bantoli. Cuando termine la escuela, quiero ser policía para servir al pueblo de este país.

Este programa debería continuar, para que los niños se puedan alimentar, mantenerse sanos y sacar los estudios adelante.Y con estas palabras ya paro de escribir.

La madre de Sushila Kumari. Extracto de la entrevista:

Tengo cinco hijas, cuatro de ellas acuden a Food for People y la quinta es todavía un bebé. También tengo un niño que está estudiando en el colegio.

Mis hijas van casi todos los días al colegio, antes solían ir solo medio día. Su salud ha mejorado, enferman menos, con menos problemas de estómago y tosen menos.

Ha habido un cambio positivo en la manera en que mis hijas piensan, incluso hablan de sus planes de futuro.

Los niños regresan del colegio a las 4:30 de la tarde. Y como se sienten más vigoros, incluso ayudan en las tareas domésticas y de vez en cuando con las tareas de la granja. También ayudan los días que no acuden a la escuela.

Este programa debería continuar y así otros niños podrán beneficiarse al igual que mis niñas.

Nota: Sushila Kumari y su madre no aparecen en las imágenes.

Fotos por cortesía de Maria Goeldner, Edwin Mbolamana, y Cynthia Allan.

Disfrutando de las instalaciones de Food for People en Bantoli

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail