La Fundación Prem Rawat recibió una carta de agradecimiento de un estudiante que reside en Bantoli, la India, donde la primera de las instalaciones de Food for People (Alimento para la Gente), lleva operativa desde hace cinco años.

Me llamo Binod Gope. Soy estudiante, y el programa Food for People me ha ayudado mucho. Ahora, tengo capacidad para poder progresar en la vida. Cuando como aquí, recibo alimentos nutritivos, hay un equilibrio, y mi mente está activa.

Las instalaciones de Food for People y sus alrededores son muy bellas, sobre todo cuando el tiempo acompaña. Las palabras no pueden describir la hermosura que encierra. Su encantador ambiente llega hasta nuestros corazones. Hay árboles, flores, y un césped alrededor que nos encanta, y del que nos cuesta apartar la mirada.

Estaría siempre elogiándolo y nunca acabaría. La naturaleza, la organización, las palabras amables, y el trato atento del personal, es una agradable experiencia. Nos han enseñado sobre las siete maravillas del mundo. Siento que Food for People es la octava maravilla. No puedo creer que sea real.

Soy un estudiante sin recursos, y la Fundación me ha apoyado mucho. Quiero seguir
estudiando y llegar a ser médico. Construiré un hospital estatal, para atender a las personas de mi población y cercanías, y así se sentirán aliviados.

En nombre de todos los habitantes de los alrededores, quisiera agradecer de todo corazón, esta buena obra llamada Food for People, que ha supuesto un soplo de ayuda a los más necesitados de la zona.

Los habitantes de los alrededores, como los estudiantes y los ancianos, han recibido muchísimo apoyo. En mi opinión, la Fundación Premsagar es nuestra Paalanhaar (salvadora).

Gracias.

Srhi Yunus, director de la escuela Chatti en Bhandra, la India, escribe:

Tuve la oportunidad de visitar con detenimiento las instalaciones, en Bantoli, de Food for People recientemente, y me sorprendió gratamente el sistema y las instalaciones. La organización, el comportamiento, la higiene, el huerto, y el mantenimiento de las instalaciones, son ejemplares.

Cerca de 100 niños que estudian en mi centro, se benefician de la comida a diario. Han mejorado respecto a la asistencia a la escuela, la puntualidad en la entrega de sus tareas, en su concentración, disciplina, pulcritud, comportamiento, salud, y en su capacidad para aprender.

La belleza de las instalaciones de la FFP en la India.

*Imágenes tomadas por el personal de la Fundación.

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail