This graph from the Peace Education Program evaluation shows more than 95 percent of participants benefited.

Una evaluación independiente del Programa de Educación para la Paz realizada por el Departamento de Desarrollo Social de Johannesburgo encontró notorios beneficios para el 95% de los participantes que residen en albergues para personas sin hogar. Lee la evaluación completa aquí.

Tras nombrar el Programa de Educación para la Paz como uno de los servicios esenciales necesarios para ayudar a las personas a lidiar con la pandemia del COVID-19, el Departamento de Desarrollo Social de Johannesburgo descubrió unos resultados deslumbrantes. La evaluación independiente del departamento detectó que la mayoría de los participantes experimentaron un ‘cambio de paradigma’ en su sistema de valores, pasando de la ira, la auto compasión y una baja auto estima a un aumento de su conciencia, tolerancia, amor, paz interior,  satisfacción y confianza en sí mismos.

El estudio fue llevado a cabo con participantes que viven en albergues para personas sin techo en situación de emergencia debida a la crisis del COVID-19, pero los funcionarios de los departamentos concluyeron que el Programa de Educación para la Paz beneficiaría (también) a otros grupos muy diferentes al formado por estas personas. Reconociendo que el programa es una herramienta de valor incalculable para fomentar la tolerancia y la coexistencia pacífica por toda Sudáfrica, la evaluación recomienda poner el programa a disposición de todos los sectores de la sociedad, sobre todo del sistema de educación pública.

El programa ya ha sido ofrecido exitosamente en una variedad de escuelas, instituciones penitenciarias, y otros escenarios, pero la evaluación recomienda las asignaciones presupuestarias y el aumento de socios para una mayor expansión de dicho programa por todo el país, para que aumente aún más el éxito que ya tiene.

El informe incluye varios testimonios de participantes, para mostrar la transformación personal que infunde el curso. “He aprendido que soy el que puede cambiar mi vida, que no debo traer pensamientos y emociones negativas del pasado a mi vida, y que no debo preocuparme por cosas que no puedo controlar,” dice uno de ellos. Otro comenta: “Tú eres un ser humano; yo soy un ser humano. Tú tienes todo el derecho de estar vivo. Tú respetas mi derecho; yo respeto el tuyo ¿Quién puede hacer que este mundo sea un lugar mejor? Nosotros.”

Estadísticas Destacadas de la evaluación del Programa de Educación para la Paz:

  • El 95% de los participantes expresaron que se beneficiaron en varios aspectos, como el aumento de la conciencia de sí mismos, la tolerancia, el amor, la paz interior, la satisfacción y la confianza en ellos mismos.
  • El entendimiento de que la paz era posible en las vidas de los participantes aumentó de un 30% a más de un 85%.
  • El entendimiento de que los participantes tienen fortalezas internas que pueden ayudarles en sus vidas aumentó de un 40% a un 80%.
  • El reconocimiento de la importancia de la dignidad interior aumentó de un 50% a un 90%.

Los resultados evidencian más aún del éxito del programa por todo el mundo.

Peace Education Program facilitators are essential service providers in South Africa, helping during COVID-19Un estudio más amplio descubrió que el programa benefició al 89% de 604 reclusos participantes en cuatro continentes, ayudándoles a sentirse capaces de afrontar eventos de su pasado, a adquirir disponibilidad para cambiar, a gestionar mejor su ira y a evitar las peleas. Otro análisis de 365 participantes de diversos entornos por todo el mundo descubrió que el programa hizo que aumentara el número de personas que creían que sentir la paz era posible en sus vidas, de un 42% a casi un 100%.

Este año se realizarán más estudios que evalúen el éxito del programa en otros entornos, tales como los colegios.

“Gracias al Departamento de Desarrollo Social de Johannesburgo y a todos nuestros socios, que trabajaron con nosotros en La Fundación Prem Rawat para poner este programa para el bienestar a disposición de más personas,” dijo Willow Baker, Directora del Programa de Educación para la Paz. “Evaluaciones como esta muestran como esta potente serie de talleres genera eficazmente esperanza y fuerza interior incluso en circunstancias difíciles.”

Parolees are given food and supplieLos talleres del Programa de Educación para la Paz pueden ofrecerse de forma presencial, virtual o en tablets para reclusos, por GTL y Edovo. La Fundación Prem Rawat (TPRF) facilita los materiales de los talleres de forma gratuita.

El Programa de Educación para la Paz es solo una de las formas en que la TPRF fomenta la dignidad, la paz y la prosperidad, atendiendo las necesidades humanas básicas.

La TPRF ha contribuido con más de 300.00 dólares con proyectos para aliviar la crisis del COVID-19 por todo el mundo el pasado año, tales como una iniciativa para proporcionar alimentación a personas en libertad condicional y otras personas con dificultades en Johannesburgo.

Lee todo el Programa de Educación para la Paz aquí.

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail