Desde que se inauguró la primera instalación de Food for People (FFP) en Bantoli, India, en 2006, el programa de la Fundación Prem Rawat se ha ampliado para proporcionar más que comidas frescas y agua limpia. En respuesta a la evolución de las necesidades educativas locales, este año la fundación está ayudando a construir 6 nuevas aulas para ayudar aún más a las personas de esta zona poco favorecida a salir de la pobreza.

Fortalecidos por las comidas recibidas en FFP, los niños comenzaron a permanecer más tiempo en la escuela, yendo más allá del nivel primario por primera vez, y algunos continuaron con la educación superior. Hace algunos años, quedó claro que querían capacitarse en computación y clases de inglés para así prepararse para nuevas oportunidades educativas y laborales. Entonces, en asociación con la organización benéfica local, la Fundación Prem Sagar, se compraron 15 computadoras y se contrató a un maestro para ofrecer informática e inglés.

 

Los estudiantes vienen de cerca y de lejos para unirse a las clases de computación, y algunos caminan 20 km para asistir. “Esta es la mejor clase”, dice Dhaneswar Munda, un estudiante. “Cuando comparé e indagué con otros estudiantes que van a institutos informáticos cercanos, descubrí que, comparativamente, estamos aprendiendo más cosas que ellos”.

Anup Raj, uno de los maestros, agregó: “Hacemos todo lo posible para al menos enseñarles a escribir algunas cosas o poder completar formularios de admisión a la universidad o formularios bancarios, etc.”

En 2021, se ofrecieron clases de costura para brindar una habilidad que no solo permitiría a los locales hacer ropa para sus familias, sino abrir una nueva forma de ganar dinero. Una biblioteca de lectura al aire libre también abrió en 2021, convirtiéndose en un lugar popular para que los aldeanos aprendan y mejoren sus habilidades de lectura.

FFP también se convirtió en el centro de un campamento de yoga y educación física para brindarles a los niños locales nuevas oportunidades de aprender deportes y disfrutar de los beneficios de las actividades físicas. Dos entrenadores guiaron a cientos de niños a través de sesiones de yoga matutinas y deportes vespertinos como fútbol, voleibol y un antiguo juego indio llamado Kho-Kho. También se ofrecieron clases de baile con gran entusiasmo.

Después del campamento, algunos participantes iniciaron una práctica diaria de entrenamiento físico, bajo la guía virtual de uno de los entrenadores.

Los líderes locales también identificaron recientemente la necesidad de educación sobre higiene femenina y suministros para mejorar la salud. El Programa de Concientización sobre la Higiene Menstrual resultante fue tan apreciado que en poco tiempo las escuelas locales comenzaron a solicitar el servicio. Hasta la fecha, más de 1.300 mujeres y adolescentes han participado en el programa a lo largo de 18 talleres.

La construcción de las 6 nuevas aulas adyacentes a las instalaciones de FFP ayudará a garantizar que, oportunidades inspiradoras como estas, continúen floreciendo.

“Muchas gracias a todos los que donan a TPRF, haciendo posible estas nuevas iniciativas y aulas para la gente de Bantoli que está muy agradecida”, dice Marcia Leitner, directora ejecutiva de TPRF. “Es tan maravilloso ver que Food for People y la comunidad local se han convertido en socios tan fuertes en el crecimiento de la prosperidad y el aprendizaje”.

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail