Esta historia es la continuación de la que se publicó el pasado 15 de junio sobre el beneficioso efecto que el centro de Food for People (Alimento para la gente, FFP, por sus siglas en inglés) ha tenido entre los estudiantes que asisten al Colegio de Secundaria Adarsha en Nepal. Estos estudiantes obtuvieron unas altas calificaciones en los exámenes de fin de curso —diseñados para evaluar los conocimientos adquiridos por los alumnos de séptimo a décimo grado.

El 61% de los estudiantes del colegio Adarsha superaron el examen frente a la media nacional que se cifra en un 47%. Prem Dugal, administrador del centro de Food for People en Nepal, escribió esta noticia.

Para celebrar las notas obtenidas por los estudiantes, el colegio organizó una fiesta en su honor. El personal de la Fundación Premsagar, afiliada local de la Fundación Prem Rawat (TPRF, por sus siglas en inglés), fue invitado a asistir, al igual que los funcionarios locales, trabajadores sociales, tutores, profesores y estudiantes que elogiaron públicamente a la Fundación por sus contribuciones.

El programa  incluyó canciones tradicionales, bailes y gimnasia. En nombre de la Fundación Premsagar, los graduados y profesores recibieron libros de regalo y material escolar. El principal invitado a la ceremonia fue Arjun Parajuli, poeta, educador y fundador de Pathshala Nepal, una renombrada escuela de Katmandú, quien recitó algunos poemas y compartió la experiencia del duro esfuerzo que le supuso adquirir una buena educación.

“Alguien me apoyó y de esta manera pude concluir mis estudios —comentó el Sr. Parajuli— continué mis estudios a la vez que trabajaba. Por eso he sido capaz de ser quien soy. Así que, si estudiáis duro y no os dais por vencidos, también podréis valeros por vosotros mismos”.

El Sr. Parajuli prometió una beca a una de las estudiantes graduadas para que pudiera continuar sus estudios en un colegio cercano o en un instituto.

Después de la ceremonia, todos los estudiantes e invitados degustaron una comida en las instalaciones del FFP.

Colegio de Secundaria Mahakali

En contraste con el progreso realizado por la escuela Adarsha, desde la apertura de las instalaciones del centro FFP, la asistencia y las matriculas al colegio de secundaria de Mahakali en Bahunthan, Tasarpu, son bajas. Tan solo el 24% de los estudiantes superaron el examen final. La Fundación Premsagar observó que eran pocos los estudiantes que asistían a la escuela y comían en el centro del FFP.

Un equipo de la secretaría general de Dornath Neupane visitó el colegio a comienzos del año escolar para hablar con los profesores y ver cómo podían mejorar la situación.

El colegio comienza sus clases a las 10 de la mañana. Normalmente, en los pueblos de Nepal, los niños desayunan antes de ir a la escuela, pero la mayoría de los pueblos de la región de Tasarpu viven en la pobreza. Los padres tienen que irse a trabajar al campo y muchos niños son obligados a realizar sus tareas sin apenas haber tomado alimentos. Algunos de ellos no asisten a la escuela y los que acuden lo hacen durante media jornada para luego regresar a sus hogares y comer la comida que sus padres les dan, pero luego no vuelven  a la escuela.

Algunos de los niños que asisten al Mahakali viven a 15 minutos a pie del centro de FFP y disfrutan de una comida antes de ir al colegio. Sin embargo, la mayoría  viven en lugares más alejados. Deben ascender una montaña durante una hora y descender durante 45 minutos para llegar hasta las instalaciones. La distancia y la complicada orografía disuaden a la mayoría de los niños que asisten a la escuela de Mahakali de acudir al centro alimentario y no aprovechan sus beneficios.

En un intento de solucionar el problema, la escuela utilizó los fondos de ayuda destinados a becas para comprar arroz batido que los profesores distribuían en puñados a cada estudiante durante la pausa para reducir la sensación de hambre y lograr que se quedaran en clase. Sin embargo, esta medida no fue muy efectiva.

El equipo del Premsagar sugirió que la escuela concertase un transporte escolar para llevar a esos niños al centro del FFP por las mañanas. Mientras tanto, crearon un horario para que los profesores se turnasen para llevar y traer a los niños del centro al colegio y viceversa.

Este programa ya ha comenzado, y, cada día, cerca de 100 estudiantes del colegio de Mahakali disfrutan de las comidas.

 Fotos por cortesía de Premsagar Nepal Foundation

 

 

 

 

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail