La experiencia de toda una vida

El 16 de noviembre de 2012, Prem Rawat se dirigió a los internos de la cárcel de máxima seguridad en Zonderwater, Sudáfrica. El evento tuvo una gran repercusión entre los reclusos, quienes expresaron su agradecimiento.

Nota: Las fotos de la cárcel Zonderwater no están disponibles en este momento.

 Mark

Cuando supe que Prem Rawat venía a Zonderwater, mis expectativas fueron indescriptibles, ya que este gran hombre había dispuesto de su tiempo para venir a hablar con nosotros. Superaba cualquier expectativa que tuviera y mucho más. Todavía hablamos a diario sobre lo que dijo y todavía nos pellizcamos para asegurarnos de que estábamos despiertos y que no se trató de un sueño.

Zingisile

Me sentí bendecido por tener la oportunidad de ver y escuchar a Prem Rawat. Me ha inspirado mucho y, a día de hoy, sé que la paz no es algo que se pueda adquirir como en un dispensario. Reside en nuestro interior cada día.

Sizwe

Para mí, estar invitado a la charla del Sr. Prem Rawat el pasado viernes fue un gran honor y la experiencia de toda una vida. Hizo que me sintiera muy humilde.

Dumisane

Para mí, ver a alguien como el Sr. Prem Rawat venir a nuestra cárcel, hizo que fuera un gran día. Me sentí realmente conmovido e incluso las lágrimas  brotaron de mis ojos. Deseo tener otra oportunidad de volver a verlo. Me sentí muy conmovido por sus palabras y en especial por la historia del hombre encima del burro que llevaba la carga sobre sus propios hombros.

King

El viernes fue un día muy bueno, el momento que había estado esperado —encontrarme con Prem Rawat y verlo con mis propios ojos—. Desgraciadamente, no tuve la oportunidad de preguntar, pero fue muy bonito escucharle y que nos contara historias. Disfruté muchísimo. Creo que a partir de ahora cambiaré mi compartimiento y haré las cosas correctas en la vida, por todo lo que he aprendido acerca de la paz de Prem Rawat y del resto del equipo.

Jeremy

Fue increíble verlo en persona. Su mirada era muy profunda.

Vusi

Estaba muy emocionado. Anhelaba  verlo en persona. Pensaba que quizás, cuando saliera de la cárcel, un día escucharía que se encontraba en las inmediaciones y acudiría a verlo a algún lugar de África. Pero él vino a vernos.

Fue sobrecogedor, tenía lágrimas en los ojos y muchas ganas de llorar. Estaba escéptico de que pudiera venir, pero al final, estar con él fue un honor. Además, nos sentimos afortunados de ser parte del primer grupo que está asistiendo a las clases del curso educativo PEP en Sudáfrica.

Themba

Me siento agradecido por su esfuerzo de venir a Sudáfrica. Demuestra interés por nosotros aquí en Zonderwater. Cuando empecé a escucharlo mi forma de pensar cambió. Hizo que me sintiera como un ser humano. Cuando estoy acostado en la cama antes de dormir, intento recordar sus palabras, me ayuda mucho. Quisiera ser ese león del que habla [quien sabe quién es realmente].

Simphiwe

Estoy agradecido por tener el privilegio del curso PEP. He aprendido mucho. Para mí, estar en la cárcel ha sido una bendición encubierta. He comprendido qué significa la paz. Para mí, estar en la cárcel significa que estamos aquí para aprender. Sé lo que soy capaz de hacer sin sentir miedo, y agradezco al Sr. Prem Rawat por tomarse el tiempo para venir y enseñar a personas como nosotros.

Fuzile

Reunirse con Prem Rawat fue algo maravilloso. Incluso antes de que hablara, el estar ahí, volví a sentirme un ser humano. Cuando habla, dice que la vida es sencilla y que la complicamos. Me gustaría que sus charlas no terminaran nunca, que continuaran. Escucho sus conferencias a diario, incluso las repito y cada vez saco algo nuevo.

Pepsi

He disfrutado escuchando a Prem Rawat. Fue la primera vez que disfrutaba estando en la cárcel.

Amos

Fue un día magnífico, un día maravilloso. Disfruté con la historia del burro. Me hizo darme cuenta de que quiero la paz, debo abandonar mis viejos hábitos. No puedo tener paz con tantas cosas en mi cabeza.

Ephraim

Cuando me levanté el viernes estaba enfermo, así que no puede asistir. Me sentí decepcionado. Pero percibí como el Sr. Prem Rawat llegaba a la cárcel, fue como un caramelo para un niño. Me sentí inspirado por que hubiera venido desde el exterior a vernos. Algunos de los que salen vuelven a sus hábitos o acaban suicidándose. Pero yo quiero salir y hacerlo bien. Me gustaría darle las gracias a Prem Rawat.

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Artículos recientes

Artículos por categoría

Guidestar y Charity Navigator otorgan a TPRF sus clasificaciones más altas en transparencia, responsabilidad financiera y liderazgo.

candid platinum transparency award 2024