La educación en Ghana mejora con un laboratorio informático patrocinado por la Fundación Prem Rawat

Educación informática en Ghana: ¡Los estudiantes de la escuela Aisha Bintu Khalifa están listos!

Elevar la educación y desarrollar iniciativas

Desde comidas diarias hasta becas escolares y ahora un laboratorio informático: la Fundación Prem Rawat (TPRF) está ayudando a desarrollar la educación en Ghana. A través del programa Alimentos para la Gente (FFP) de TPRF se compraron 20 computadoras para la escuela Aisha Bintu Khalifa en Otinibi, Ghana.

TPRF está apoyando las crecientes necesidades de un pequeño rincón del mundo que está decidido a educar a sus niños y romper con el círculo de la pobreza. Las computadoras son el siguiente paso en la evolución de la accesibilidad de la educación para la escuela de Otinibi.

Antes del establecimiento del laboratorio informático, sólo el director y un maestro tenían acceso a una computadora para hacer su trabajo. Luego de una evaluación cuidadosa y del cumplimiento de ciertos requisitos, el laboratorio de computación fue el siguiente paso lógico e inspirador. Un laboratorio informático requiere condiciones especiales, como un recinto fresco, seguridad, conexión a Internet y mantenimiento. Trabajando con la escuela, TPRF ayudó a crear esas condiciones.

Un torrente de gratitud

La respuesta de profesores, padres y estudiantes ha sido abrumadora. Todavía hay una sensación de incredulidad en torno al laboratorio informático.

Un joven estudiante sorprendido se preguntó: “¿Quién está ayudando así a esta escuela? ¡Que Dios bendiga a esa persona!”

Junto a la sorpresa hay gratitud. Este comentario de un maestro fue repetido por muchos otros: “Dios bendiga a su empresa por este amable gesto”.

A los generosos patrocinadores de todo el mundo: cada uno de ustedes es “una persona así” que “ayuda así”. ¡Gracias!

Alumnas con hiyab en la escuela Aisha Bintu Khalifa en Ghana participan de una clase en el nuevo laboratorio de computación que ha hecho posible la Fundación Prem Rawat

Los estudiantes de la escuela Aisha Bintu Khalifa se familiarizan con las computadoras

Paso a paso

Food for People estableció en 2012 un centro de alimentación en Otinibi que ofrecía comidas nutritivas para niños. Las comidas permitieron a los estudiantes permanecer en la escuela y proporcionaron combustible para el aprendizaje, lo que condujo a una mayor matrícula y logros. Esto demostró cómo el simple poder de una buena comida podría impulsar la educación en Ghana.

FFP también ha evolucionado para complementar las comidas con otras iniciativas, como becas escolares para ayudar a niños que reúnan los requisitos a pagar uniformes, zapatos, libros, útiles y matrículas escolares. Ahora, con acceso a computadoras, los niños tendrán aún más motivos para permanecer en la escuela. Las computadoras ayudarán a los estudiantes a desarrollar nuevas habilidades, calificar para la educación superior y ser más competitivos en el mercado laboral.

TPRF también ha patrocinado laboratorios informáticos en India y Nepal con excelentes resultados. Estas iniciativas educativas, como la de Ghana, surgieron de conexiones locales gracias a los programas Food for People.

Como señala un socio de TPRF en Nepal, el programa Food for People ofrece más que comida:

“Esta organización cree que las personas merecen respeto, paz e igualdad. No se trata sólo de comida, sino de proporcionar la base para una educación y vida exitosa”, dice Prem Dhungel, Director de la Fundación Premsagar Nepal.

En 2022, de acuerdo con los valores de TPRF de apoyo a la sustentabilidad, se instalaron paneles solares energéticamente eficientes en las instalaciones de FFP en Ghana.

 

Un regalo que nunca termina

Proporcionar computadoras es especialmente útil para la educación en comunidades con recursos o infraestructura muy limitados. La alfabetización informática puede ayudar a estas comunidades a “dar un salto” en su educación y ayudarles a salir de la pobreza.
Sin duda, la tecnología juega un papel importante en el lugar del trabajo global actual. Una inversión en educación seguirá produciendo beneficios que se mantendrán a lo largo de toda la vida de un individuo.

El regalo de la educación es un regalo que perdura. Gracias a generosos donantes de todo el mundo, TPRF puede brindar tales oportunidades.

Conoce más sobre el programa Food for People aquí.

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Artículos recientes

Artículos por categoría


Guidestar y Charity Navigator otorgan a TPRF sus clasificaciones más altas en transparencia, responsabilidad financiera y liderazgo.