Cartas de agradecimiento desde Tasarpu

Bruce Keenan, fundador del Himalayan Children’s Charities (Organización Benéfica Niños del Himalaya, HCC) en Nepal, ha reenviado estas cartas de los colegiales que recientemente visitaron las instalaciones de Food for People (FFP) en Tasarpu, a 40 kilómetros de Katmandú. Los estudiantes viven en una casa de acogida del HCC llamada: Kushi Ghar (casa feliz) durante su edad escolar. Bruce colabora con el programa alimentario FFP y actúa de asesor para la Fundación Prem Rawat (TPRF). En esta publicación puedes leer su anterior artículo.

Laxmi:

Estuve encantada de poder visitar las instalaciones del FFP, principalmente porque se encuentra lejos del ajetreo de la ciudad. Vine aquí hace dos años en 2010, y me quedé asombrada de que todo continuara igual. Nada había cambiado. Por ejemplo, el entorno estaba ordenado y limpio, la cocina estaba impoluta y todo lo demás parecía perfecto. Mientras veo a los niños y a los ancianos disfrutar de su comida, realmente me gustaría expresar mi gratitud a toda esa gente que de manera colectiva han puesto en funcionamiento este tipo de instalaciones. En el futuro, si consigo ahorrar algo de dinero, desearía dirigir una organización que ayudara a los más desfavorecidos y así erradicar la pobreza.

Me gustaría que el centro alimentario se expandiera a otros áreas como Humla, Jumla, Solukhumbu y otros lugares apartados de Nepal.

Manmaya—Mi visita a Dhading

Me sentí muy contenta cuando Bruce nos llevó de excursión al centro de Dhading hace una semana. Estaba impaciente porque llegara ese día y el 6 de octubre nos dirigimos hacia allí.
Comenzamos el viaje quince personas, eran las 6:30 y a las 9:15 de la mañana llegamos a nuestro destino. Mi corazón saltaba de alegría cuando tuve la oportunidad de ver el centro por segunda vez. El sitio es agradable y tranquilo.

Me hubiera gustado quedarme una semana para poder ayudar y aprender algo nuevo de ellos. El centro tiene su propia huerta donde crecen diferentes verduras. Es muy bonita y está muy bien planificada.

La cocina está limpia, ordenada y está muy bien administrada. He prometido que plantaré algunas verduras en el huerto de mi casa y mantendré el almacén y la cocina como están en el centro del FFP.

Nari:

Visité el centro hace tres años y estaba emocionada con nuestro viaje a Dhading. Levantarnos temprano, a las cinco de la madrugada, e ir de viaje durante dos horas por carreteras llenas de baches y con curvas resultó un poco aburrido. Sin embargo, salir de una ciudad llena de gente, de tráfico y con contaminación, hacía que me sintiera relajada y feliz. Llegamos a la hora acordada y comencé a hablar con los niños que se encontraban allí para el almuerzo.

Luego, entramos a la cocina donde se encontraban nueve empleados realizando su labor con esmero. Los niños estaban sentados en el suelo frente al televisor. Nos llevaron a ver conocer el almacén y la cocina. Nunca había visto el sistema de cubrir el cabello antes de entrar en esas instalaciones, que evita que caiga algún cabello a la comida. Después nos sirvieron té con galletas. Más tarde, nos llevaron a ver una casa que les habían proporcionado a algunos miembros del personal en el poblado. Todos sentimos hambre, así que fuimos a almorzar. Debo de admitir que la comida estaba bastante sabrosa a pesar de haber sido cocinada en cantidades tan grandes.

Khil:

Cuando Dinesh me dijo que íbamos a visitar el centro del FFP en Dhading, pensé que se trataba de una cocina como la de cualquier restaurante que sirve platos variados a muchas personas. Ese tipo de cocinas son las que vemos en la capital. Cuando vimos la del centro alimentario, me quedé impresionado, de que la cocina tan distinta, sirviera la misma comida a tantos niños.

Food for People, a la que a menudo llaman “cocina de comida”, es una organización social que Prem Rawat inició a través de la Fundación Premsagar Nepal. El objetivo primordial es servir comidas nutritivas a los escolares desfavorecidos antes de acudir al colegio. Cada día, nueve trabajadores sirven entre 300 a 400 comidas. Me sorprendí al ver lo bien gestionada y limpia que estaba la cocina que sirve a los niños necesitados. Me motivó y espero que un día pueda realizar esta gran labor por los más desprotegidos.

Food for People es un primer paso en Nepal. Ha llegado la hora de unir al pueblo de Nepal para que ayude a nuestros hermanos y hermanas. Un centro alimentario así o alguno alternativo debería estar abierto en las zonas rurales donde la gente se muere de hambre. Si nos unimos y trabajamos juntos, nada es imposible.

Finalmente, me siento afortunado por haber visitado un centro como este. Me siento muy motivado para trabajar por los demás. Me gustaría agradecer a todos por ofrecerme esta oportunidad.

Fotos por cortesía de Bruce Keenan y Himalayan Children’s Charities

 

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Artículos recientes

Artículos por categoría

Guidestar y Charity Navigator otorgan a TPRF sus clasificaciones más altas en transparencia, responsabilidad financiera y liderazgo.

candid platinum transparency award 2024