Billa Nanra: una exitosa historia del Programa de Educación para la Paz

Billa Nanra compartirá más sobre su experiencia con el Programa de Educación para la Paz el 2 de junio, cuando sea el anfitrión del seminario web “Expandir la esperanza”. El seminario web incluirá un vídeo de la reunión de Prem Rawat con él y otros participantes del Programa de Educación para la Paz en la Prisión de Leeds. Obtén más información y regístrate para este seminario web gratuito aquí.

 

La vida después de “matar al dragón” es buena

En pocos años, la vida de Billa Nanra ha cambiado drásticamente. Ha pasado de ser adicto y traficante de heroína encarcelado a ser facilitador y líder de la paz. Nanra atribuye el cambio a su participación en el Programa de Educación para la Paz de la Fundación Prem Rawat. Considera que el programa transformó su perspectiva de la vida y de sí mismo. También le ayudó a abandonar una adicción de 22 años a la heroína, algo que él describe como “matar al dragón”.

Actualmente Nanra ayuda a facilitar el Programa de Educación para la Paz tanto dentro como fuera de su antigua prisión. Su compromiso de ayudar a otros con el programa es tan fuerte que le valió el reconocimiento de Voluntario del Año de New Leaf Network el año pasado. Inspira a personas de todo el mundo utilizando lo que ha aprendido y compartiendo su experiencia. Nanra fue invitado recientemente a hablar sobre el Programa de Educación para la Paz en el VI Congreso Mundial sobre Libertad Condicional en La Haya, Países Bajos. Como consecuencia de su intervención en este prestigioso congreso, se dio a conocer el programa a un numeroso público.

Cuatro años atrás no hubiera imaginado estar donde está hoy.

Nanra, de Bradford, Inglaterra, terminó en prisión (HMP Leeds) después de que su adicción a las drogas lo llevara a traficar durante años. Describe la prisión como “un mundo oscuro, muy oscuro”.

 

Luz en la oscuridad

Una mañana en prisión, mientras Nanra esperaba su tratamiento con metadona, descubrió el Programa de Educación para la Paz que le cambió la vida.

“Vi un afiche: Programa de Educación para la Paz, y por alguna razón me llamó la atención. Tenía palabras como paz, dignidad, fuerza interior. Pensé: “tomaré un poco de eso”.

Nanra comenta que el programa ha cambiado su vida de “maneras que había olvidado cómo vivir”.

La vida comenzó a cambiar profundamente después de asistir al Programa de Educación para la Paz en prisión. Resonó en él a un nivel tan profundo que pudo reducir su consumo de metadona en dos o tres meses.

“He estado tratando de llenar este vacío dentro de mí durante muchos años y ahora lo estoy haciendo con algo positivo, algo maravilloso”.

Ahora inspira a otros que desean encontrar un camino hacia una vida mejor fuera de la prisión.

Mira a continuación el vídeo documental donde Nanra comparte su experiencia con el abuso de sustancias, el encarcelamiento y el Programa de Educación para la Paz.

 

La vida fuera de la prisión

Según Nanra, la vida en prisión es terrible, pero la vida fuera de la cárcel tampoco es cosa fácil. Admite que le ha resultado difícil encontrar trabajo debido a sus antecedentes penales. En general, la gente se muestra cautelosa y no está dispuesta a confiar en alguien que ha estado en prisión. Tampoco hay mucha ayuda. “La gente te ignora”, dice.

Muchos que aún están encarcelados comparten este miedo con Nanra. Se preguntan cómo sobrevivirán “afuera”, cómo responderán sus familiares o amigos. Además se preguntan qué apoyo financiero tendrán, si es que tendrán alguno, mientras luchan por encontrar trabajo. Sin apoyo puede resultar tentador volver al estilo de vida que contribuyó a su encarcelamiento en un primer momento.

Una investigación destacada en el Journal of Developmental and Life-Course Criminology señala que “el apoyo social es un factor fundamental en el proceso de desistimiento”. En otras palabras, es necesario el apoyo continuo de la comunidad para ayudar a evitar que un ex delincuente reincida.

 

Descubrir el PEAK

Después de su liberación Nanra tuvo dificultades para adaptarse. Comparte que los temores se basan en la realidad: no podía conseguir trabajo y no contaba con la confianza de su familia ni de otras personas de la comunidad. Eso fue al principio.

Con gratitud, Nanra atribuye su felicidad y estabilidad actuales al Programa de Educación para la Paz que experimentó por primera vez en prisión. Debido al poderoso impacto emocional y psicológico que tuvo en él, buscó reconectarse después de su liberación. Se mantuvo en contacto con los facilitadores voluntarios del programa y siguió la corazonada de que el programa podría ser no solo para prisión. Tenía razón.

Nanra también encontró inspiración en el curso PEAK de Prem Rawat. A través del curso aprendió técnicas prácticas diarias que lo han ayudado a sentirse firme, incluso en medio de los desafíos de la vida.

 

Volver adentro de la prisión

Después de encontrar trabajo asistiendo al hijo autista de un facilitador del programa, Nanra comenzó a sentirse más seguro sobre lo que podía hacer y a quién podría ayudar. Es importante destacar que también comenzó a recuperar la confianza de quienes lo rodeaban.

Opina que el mérito se debe a su cambio de visión de sí mismo y de los demás. La participación en el Programa de Educación para la Paz estimuló además la autorreflexión y conciencia, e inspiró su deseo de ayudar a las personas. Se dio cuenta de que el programa podría beneficiar a muchas otras personas encarceladas.

Entonces Nanra volvió a prisión. Esta vez como facilitador voluntario.

Comenzó a trabajar como voluntario tres veces por semana facilitando el Programa de Educación para la Paz en HMP Leeds. A pesar de que le gusta trabajar en la cárcel, le encanta la sensación de poder salir de sus muros: “cuando salgo de la prisión noto siempre lo dulce que es el aire”, dice.

Aunque es posible que los que aún están adentro no disfruten de la libertad durante algún tiempo, están cosechando los beneficios de la compasiva labor de Nanra.
“No los juzgo, les digo que ellos me inspiran tanto como yo a ellos”.
Sin embargo, comparte una observación: “lo interesante es que hay tipos grandes y duros que dicen: ¿paz?, ¡no necesito paz!, y luego de cinco sesiones son los mayores promotores del programa”.

Progreso de un programa

Como era de esperar, debido a que estuvo encarcelado Nanra es un maravilloso modelo a seguir para aquellos que están dentro y desean cambiar sus vidas. Los participantes del programa se sienten cómodos hablando con él, pero, como dice, “siempre soy sincero con ellos”.

De hecho, el número de quienes querían participar en el Programa de Educación para la Paz en HMP Leeds aumentó notablemente después de la primera participación de Nanra. Inicialmente estaba instalado en un ala y luego se amplió a seis alas de la prisión.

Aún más inspirador es lo que los participantes comparten sobre su experiencia con el programa.

Aquí hay algunos comentarios de reclusos del ala Bravo en HMP Leeds:

“Excelentes sesiones, aprendí cosas que me ayudarán en el futuro. Me di cuenta de que lo que tenemos en nuestras vidas es un regalo y me hizo pensar sabiamente y comprender mejor cómo voy a usar mi tiempo”.

“Nomino a Billa para el premio Butler Trust (premio por un trabajo excepcional dentro de un entorno de justicia comunitaria), ya que ha sido de gran ayuda para mí con este Programa de Educación para la Paz en prisión y ha aportado gran beneficio a mi salud mental. Sigan con esta enorme tarea, muchas gracias”.

“Ha sido muy bueno. Me ha ayudado a cambiar una forma de pensar violenta por una más positiva. Con pensamientos positivos soy capaz de dar un paso atrás antes de reaccionar”.

“He asistido al Programa de Educación para la Paz que Billa dirige desde hace bastante tiempo. Tengo muchas ganas de que lleguen las sesiones del lunes por la tarde, ya que me han ayudado a ordenar mi cabeza”.

 

Impacto global

Sus positivas experiencias tienen eco en un número cada vez mayor de participantes del programa en prisiones de todo el mundo.

Una evaluación integral del impacto en instalaciones penitenciarias en siete países de cuatro continentes encontró que los talleres “están teniendo un efecto muy positivo en los participantes”. Los resultados mostraron mejoras de actitud, como sensación de empoderamiento y voluntad de cambiar; y mejoras de comportamiento, como mejor manejo de la ira y reducción de la violencia.

La entrada principal a la prisión de Su Majestad en Leeds, Inglaterra. El antiguo edificio de piedra parece un castillo y cuenta con una puerta de entrada de hierro verde.

Prisión de Su Majestad en Leeds, Reino Unido

Encontrar paz en prisión

“Lo que cuenta es estar en el momento, en el hoy. Porque ahí es donde puedes dar forma y experimentar la vida. Incluso estando en prisión”. – Billa Nanra

“Estar en el momento” se ha convertido en un mantra para Billa. Ideas como ésta, extraídas del Programa de Educación para la Paz, han mantenido a Nanra centrado en la positividad. Los muros de una prisión pueden impedir que un cuerpo sea libre, pero no impiden que lo sea su mente.

En un evento único en su tipo en HMP Leeds, Nanra tuvo la oportunidad de compartir ideas y escenario con una de las personas que más contribuyeron a cambiar su vida.

Prem Rawat, cuyas charlas son el núcleo del Programa de Educación para la Paz, fue invitado a HMP Leeds el 26 de julio de 2023. Habló ante una audiencia compuesta por personal penitenciario y reclusos. El mensaje fue que la paz se puede experimentar en cualquier momento y en cualquier lugar. La invitación surgió del deseo del personal y los participantes del programa de conocer a Prem Rawat, educador para la paz de renombre mundial.

 

Gracias Prem Rawat

Tras su positiva experiencia, muchos participantes del programa quisieron agradecer a Prem Rawat y a los facilitadores por su trabajo transformador. Uno de ellos manifestó:

“Desde que comencé el Programa de (Educación para la) Paz, comencé a mirar el mundo de manera diferente. Siempre vi mi vida medio vacía. Ahora, después de haber seguido tu curso, la veo medio llena. Por eso me gustaría agradecerte a ti, Prem Rawat, y a los voluntarios”.

En el penal, el programa ha contado hasta la fecha con 750 participantes. Al llevar 7 años de funcionamiento se han obtenido muchos datos sobre su eficacia. El vicegobernador de la prisión, Mark Scott, ha aportado comentarios muy positivos. Los funcionarios penitenciarios señalaron que el programa no solo ha generado mejoras personales para los reclusos sino también para toda la comunidad de Leeds.

En el evento, Nanra, que había preparado cuidadosamente su discurso, de repente se sintió extremadamente nervioso. Pidió consejo a un organizador de eventos: “solamente habla desde tu corazón”, fue la respuesta. Y eso es lo que hizo Nanra. Como era de esperar, el público aprobó sus reflexiones francas y sencillas acerca de su propio viaje hacia la paz y el autoconocimiento.

Aún más satisfactorio para Nanra fue poder entregar las preguntas de los participantes a Prem Rawat. Una reflexiva pregunta fue: “¿Cómo sabré cuando he encontrado la paz?”

A lo que Prem Rawat respondió:

“Paz es encontrar tu hogar. Paz es volver a casa. La paz te está buscando. Paz es encontrar esa pequeña luz que se enciende en la orilla, que con solo mirarla sabes que estás a salvo. Y a veces estás en medio de la tormenta, pero tan pronto como veas esa luz sabrás que todo estará bien”.

 

Interés internacional

La inspiradora historia que comparte Nanra está logrando alcance internacional. Nanra ha realizado presentaciones del Programa de Educación para la Paz tanto en formato virtual como presencial. Como resultado de un taller para la Asociación de Educación Correccional de Alberta (ACEA), 11 maestros y supervisores se inscribieron en el curso.

Recientemente Nanra fue entrevistado en el escenario del VI Congreso Mundial sobre Libertad Condicional en La Haya, Países Bajos. La entrevista atrajo a mucha gente e inspiró interés en el Programa de Educación para la Paz por parte de líderes de libertad condicional de varios países.

Escucha a Nanra compartir sus experiencias: mira el estreno en video del evento de Prem Rawat en HM Prison Leeds registrándote para el seminario web “Expandir la esperanza” del 2 de junio: encuentra más información y regístrate para este seminario web gratuito aquí.

Billa Nanra lleva una camiseta negra con una cita de Prem Rawat: “Te haces bueno en aquello que practicas”.

El futuro es tan brillante

“Sólo quiero ser feliz”, dice Nanra, que lleva seis años sin consumir heroína.

Parte de esa felicidad proviene de facilitar el Programa de Educación para la Paz para ayudar a otros a superar el abuso de sustancias y desafíos similares a los que él se ha enfrentado. El podcast que creó como otra plataforma para compartir su historia se conecta con personas de todo el mundo que buscan orientación y esperanza. Su cruda honestidad y humildad al hablar de su viaje personal rompe barreras. Es útil para personas que, metafóricamente, han estado donde él estuvo. Además, el podcast ofrece información valiosa que proporciona elementos de reflexión para la población en general.

Escucha el podcast de audio de Nanra aquí: “Cómo maté al dragón: Billa Nanra”.

Nanra está emocionado de continuar con sus podcasts, en los que tiene planeado entrevistar a otras personas anteriormente encarceladas que participaron en el Programa de Educación para la Paz mientras estaban en prisión. También está contemplando una serie de podcasts “Slaying the Dragon – Part 2” en la que se pondrá al día sobre su viaje y se explicarán los desafíos, éxitos y todo lo demás.

 

Billa Nanra gives the peace sign with his hands while showing the back of his T-shirt which has the word

Billa haciendo la señal de la paz

DATOS CURIOSOS:

  • Su abuelo lo apodó “Billa”, que se traduce aproximadamente como “Tomcat”.
  • Está comprometido para casarse pronto.
  • Su música motivadora: discoteca de los 80 (especialmente éxitos de Sylvester) y música en vivo.
  • Apoya al Manchester United Football Club.
  • Billa habla hindi, punjabi e inglés.
  • Utiliza “Namaskar” (un significado más profundo) y no “Namaste” (más informal) para saludar.

 

 Obtén más información sobre el Programa de Educación para la Paz aquí.

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Artículos recientes

Artículos por categoría

Guidestar y Charity Navigator otorgan a TPRF sus clasificaciones más altas en transparencia, responsabilidad financiera y liderazgo.

candid platinum transparency award 2024