Bruce Keenan, fundador del Himalayan Children’s Charities (Organización Benéfica Niños del Himalaya, HCC) en Nepal, ha visitado recientemente el centro Food for People (Alimento para la gente, FFP) en el poblado de Tasarpu, en el distrito de Dhading, situado a 40 kilómetros de Katmandú. Bruce, que ejerce como asesor financiero para la TPRF, comparte las impresiones de su segunda visita al centro del  FFP de Nepal en el blog. Puedes visitar “Cartas de agradecimiento desde Tasarpu”, para más información sobre su primera visita.

Tuve la oportunidad de visitar el centro del FFP en Dhading, Nepal, en abril de 2013, con motivo de su cuarto aniversario.

View from FFP Roof

Vista superior del FFP

Me gustaría tomarme unos instantes y hacer un retrato del área de Nepal, para que te formases una idea de las condiciones que hay aquí. El centro del FFP esta situado a una hora y cuarenta y cinco minutos de Katmandú, la capital.

El terreno en Nepal es muy escabroso y el viaje en jeep tiene muchas subidas y bajadas y un ascenso final de casi un kilómetro desde la carretera principal que va a la India. Esta vía de un solo sentido tiene al menos siete zonas serpenteantes.

Debido a que el terreno es muy escarpado, la agricultura resulta muy complicada. Los granjeros consiguen crear unas terrazas con una superficie de 15 a 30 metros de ancho, labradas por bueyes. Cuando llega la época de la cosecha, lo hacen manualmente.

La gente es muy pobre, Nepal es uno de los países con menor renta del mundo, pero tienen un espíritu cálido y disfrutan de la vida.

En el centro del FFP hablamos con algunas de las madres de los escolares que asisten a los centros educativos cercanos. Sus hijos tienen ahora la fortuna de poder comer alimentos nutritivos cada mañana.

Nos contaron que antes de la apertura de las instalaciones, los niños solo tenían una comida al día y, a menudo, compuesta por bulgur (trigo seco molido); sin arroz ni verduras que lo acompañen. Estas madres se sienten muy agradecidas por todo lo que el FFP está haciendo por la comunidad y sus familias.

Antes de que el centro comenzara su andadura, ninguno de los escolares había superado el décimo grado. Ahora que se alimentan a diario, cuatro estudiantes pudieron superar el examen que se requiere para continuar en el grado once.

Las madres también comentaron que ahora podían obtener los libros y material escolar para los niños con el dinero del que ahora disponen y que antes se destinaba a comida.

La celebración del cuarto aniversario fue una demostración de agradecimiento a la TPRF y al notable alcance que el centro ha tenido en la comunidad.

Los estudiantes bailaron para nosotros, y los jefes locales hablaron sobre los cambios que habían observado durante estos cuatro años.

Desearía que cada colaborador pudiera haber estado allí para recibir el agradecimiento de esta maravillosa gente de Dhading, Nepal.

Bruce Keenan (left) Having Fun With Villagers

Bruce Keenan (izquierda) disfruta con los lugareños

 

 

 

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail