Este contenido también está disponible en: Inglés Francés Italiano

La misión de mantener la seguridad de los reclusos requiere que los oficiales del servicio penitenciario de Mauricio mantengan la calma y concentración, incluso en circunstancias extremas.

Para ayudar a conseguirlo, la administración penitenciaria, en colaboración con voluntarios de la Fundación Prem Rawat (TPRF), ofreció el Programa de Educación para la Paz (PEP) a 36 funcionarios, con excelentes resultados. Un programa basado en las conferencias ofrecidas por Prem Rawat, el renombrado defensor de la paz. Los novedosos talleres multimedia que el curso ofrece están diseñados para ayudar a los participantes a desarrollar fortaleza, claridad y paz.

J.K. Taurah, superior de Policía, manifestó su «asombro» con el programa y su capacidad de impulsar un proceso de autodescubrimiento que le ayudará a ser un oficial más compasivo. «Cuando te sientes bien, te conviertes en alguien al que le importan los demás ―dijo―. La paz empieza en nosotros».

El jefe de Prisiones Vedianand Bhukhureea se encarga de supervisar el Programa de Formación de Prisiones, así como los programas educativos para trabajadores del centro. Participó en el primer PEP y manifestó sorprendido con cómo este programa había cambiado su vida, ahora es partidario de que se impartan de un modo más amplio. «Beneficiará a todos los oficiales de prisión y también a los reclusos porque es necesario vivir en armonía, necesitamos valorarnos como seres humanos». 

El Sr. Appadoo, comisario de prisiones, se mostraba igualmente impresionado con el resultado del programa piloto y ahora desea que se ofrezca a todos los agentes de las 12 prisiones del país. «He visto el impacto que tiene en los funcionarios, hay una reacción muy positiva y estoy convencido de que, si lo ofrecemos a más funcionarios, será muy beneficioso» manifestó,

Esta respuesta positiva refleja la misma acogida que recibió el PEP por parte de otros participantes en todo el mundo. El curso se ha ofrecido en 74 países y ha beneficiado a una variedad de grupos que va desde funcionarios penitenciarios y agentes del orden hasta empresarios, académicos y muchos más.

El programa está disponible a reclusos en otros países y ha demostrado que ayuda significativamente a su reinserción. Siguiendo esta dinámica, P. Appadoo quisiera ofrecer el programa a los reclusos de Mauricio para así reducir la reincidencia.

«Este programa ayuda a llegar a la raíz del problema. Podemos reducir la cifra de reincidencia una vez les hayamos sensibilizado y ayudado a encontrar la paz interior. Creo que conseguiremos buenos resultados», afirmó.

La acogida del PEP por parte de la Administración de Prisiones se suma a la del Cuerpo de Policía de Mauricio. Los agentes de policía que participaron en los primeros talleres realizados celebrados en la sede central de Port Louis comentaron que tener un sentido de paz interior les ayuda a mantener la paz pública. Los resultados motivaron al jefe de la Policía a autorizar más talleres para agentes por todo el país.

Share this story

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail